Archivo de la etiqueta: tocados de novias

Consejos útiles para tocados de novia

EL TOCADO: La idea del tocado y la novia van muy de la mano, al punto que tanto novias como peinadoras piensan que una novia sin tocado es una novia incompleta. Olga Vila coincide con esta postura y dice que cuando las novias insisten mucho en llevar poco o nada en la cabeza, se preocupa por hacer un buen peinado que cumpla, a la vez, función de tocado. Por lo general este tipo de peinados es el que más destreza requiere por parte de las peinadoras, ya que en un tocado grande el peinado queda más subordinado. Si este es el caso, Rosita Paiva recomienda “los peinados que lucen en la nuca y espalda, porque en la iglesia, vistos desde atrás, quedan espectaculares”. Hay ciertas reglas elementales que se deben tener en cuenta a la hora de diseñar un peinado para su respectivo tocado. Si el tocado consiste en una vincha, no se puede realizar un chignon o una trenza porque cualquiera de ellos y el tocado llevarán el foco hacia direcciones opuestas. Para evitar errores y horrores hay que recurrir a las reglas universales aplicadas a los distintos cuerpos, cortes de cara y tipos de pelo que todo profesional conoce. Entonces, ¿qué peinado se adaptaría mejor a cada novia? aquí van algunos lineamientos generales.                           PARA LAS CARAS REDONDAS: Si se trata de una cara gordita, Sonia Martínez sugiere armar”un semi recogido que despeje la nuca levemente. De esta forma se afinan los pómulos, se agrandan los ojos y se alarga el cuello, logrando un efecto mas delgado”. Si en cambio la novia tiene cara redonda pero es flaca y bajita, lo mejor sería despejar el rostro: “Porque hay facciones muy armoniosas en una cara redondita menuda donde lo ideal son los recogidos o semi recogidos para ganar en altura”. Olga Vila prefiere los peinados que hacen referencia a la década de los 60: “Al levantar la cúspide se logra afinar la cara y achicar la cabeza”. El moño o chignon es una de las opciones más elegantes, aunque suele ser un arma de doble filo en chicas de cara redonda. Una falla muy vista en estos cortes de cara es la aplicación de pelo muy tirante, porque le quita calidez al rostro y lleva toda la concentración hacia la parte de la cara que se debe disimular.                                                 PARA LAS CARAS OVALADAS: Para rostros con mentones afilados, en forma de corazón, las peinadoras recomiendan los flequillos trasparentes, que no sean espesos, para equilibrar la angulosidad del mentón. También favorecen a las caras ovaladas los peinados con los laterales algo despejados, como los semi recogidos o moños sueltos. Sonia Martínez opina que: “Hay que dar volumen en los laterales para llenar ese espacio que nos falta de pómulo y levantar los ojos”. Si la novia tiene los ojos muy pegados a la nariz y se le quiere dar amplitud a las facciones, se puede dejar que el pelo caiga en ondas grandes para que proporcionen volumen a los costados de la cara. Los marcos más comunes suelen ser el tul y el pelo, pero las novias más audaces pueden hacerlo con el propio tocado. Con respecto al pelo como marco Rosi dice que, sobre todo, “el pelo debe ir fuera de la cara y se debe peinar de forma tal que esté impecable a lo largo de todo el casamiento”. Aunque, al hablar del pelo fuera de la cara Olga Vila cree que: “Jamás se le debe tapar la cara a una novia, pero algún mechoncito que caiga a los costados puede disimular algún defecto o darle un aire fresco a una novia muy rígida”. Las trenzas también se adecúan bien a este corte de cara, siempre y cuando la chica tenga lindas orejas y una mandíbula que acompañe el conjunto. Este es uno de los pocos peinados que casi no requeriría tocado, ya que con algún salpicado de florcitas o perlas sería suficiente para completarlo; una buena salida para aquellas novias que prefieren no usar tocado pero tampoco quieren dejar de llevar un detalle en la cabeza.

Publicado en Accesorios para novias | Etiquetado | Deja un comentario