Archivo de la etiqueta: saint tropez francia

Saint Tropez para la luna de miel

Saint-Tropez es encantador: esa es la mejor manera de definirlo. Es un pueblo pequeño, con casas de colores y techos de tejas, cafés con toldos verdes y rojos (¡bien franceses! ) y un paseo costero que bordea el mar azul. Conserva huellas de su larga historia en cada callecita y tiene ese aire tranquilo de las aldeas de la Provenza, con mercados de flores y frutas al aire libre.Ubicado en el extremo oriental de la Costa Azul, Saint-Tropez está a una hora de Cannes por la costa del Estérel (uno de los paseos más bellos del mundo, con grandes rocas rojas bordeando el mar), o a menos de 30 minutos si el trayecto se hace por la autopista. Además de ser la bonita imagen de postal de una preciosa villa de sólo 5.000 habitantes fuera de temporada, Saint-Tropez es uno de los lugares preferidos por las celebridades y la realeza de todo el mundo durante el verano francés. No en vano se lo conoce como “Saint-Trop” (trop en francés es “demasiado”): en Europa aseguran, bromeando, que en este pueblo hay 300 millonarios por metro cuadrado. Y aunque la metáfora exagere, los ¡soberbios yates que se ven en el puerto, las ¡magníficas villas que hay en el pueblo y los exclusivos hoteles del lugar dan fe del buen vivir de sus glamorosos huéspedes, figuras como los Beckham, Elle MacPherson, la princesa Carolina de Monaco y sus hijos, su marido, el príncipe Ernesto de Hannover su hermano, el príncipe Alberto de Mó-aaco, además de la familia real de Suecia, el liseñador Valentino, Ivana y su hija Ivanka Irump, P. Diddy y Claudia Schiffer son sólo algunos de los famosos que eligen este destino nara descansar y relajarse. El yate de Giorgio Armani es habitué del puerto local y tanto Eva Longoria como Kate Moss suelen disfrutar de sus exclusivas playas. En los años ’50, Saint-Tropez les abría las puertas a artistas, músicos y escritores famosos durante el verano. En aquellos días, era posible cruzarse con Pablo Picasso, Francoise Sagan o Jacques Prévert en cualquier café. En los ’60, el director de cine Roger Vadim eligió Saint-Tropez para filmar “Y Dios creó a la mujer”. Así, las playas de la pequeña villa quedaron unidas para siempre a la imagen sensual de Brigitte Bardot.                                               RECORRIDA CHIC: El puerto de Saint-Tropez es uno de los paseos locales favoritos y el mejor lugar para tomar un café bien temprano por la mañana. La Place des Líces es otro de los puntos destacados de la ciudad, no sólo para disfrutar del ritmo tranquilo de la villa o tomar sol, sino para deleitarse con el mercado al aire libre que se monta cada martes y sábado. Los mercados de la región ofrecen flores, hierbas aromáticas, frutas y verduras, miel y mermeladas artesanales, tal como se hacía en la Edad Media. Vale la pena conocer los de Ramatuelle, Cogolin y Qassin. Cerca de la Place des Lices se levanta la Capilla de la Misericordia, que data del siglo XVII. En la rué d’Aumale y rué des Remparts se alza la Tourvarlier, resto de las fortificaciones construidas en el siglo XV, lo mismo que la Tour du Portakt, ubicada en el paseo costero, también construida en el siglo XV, y la Torre Suffren. La Porte de la Piossonnerie, con una bella decoración de mármol y mosaicos, marca la entrada a la ciudad vieja.

Publicado en Viaje de luna de miel | Etiquetado | Deja un comentario