Archivo de la etiqueta: consejos para bodas

Cláusulas del casamiento

Cláusulas del casamiento

Muchos enamorados, hipnotizados por las sensaciones del enamoramiento, se ponen a la defensiva cuando escuchan la palabra contrato en relación con la vida de pareja. Al dejar todo en manos del amor, como si éste fuera un conjunto de poderes mágicos que actúan por sí mismos, eluden su propia responsabilidad sobre la marcha y sobre el funcionamiento de la pareja. Si entendemos por responsabilidad la noción de responder a las situaciones de la vida con conductas apropiadas y basadas en nuestras propias posibilidades, si -en consecuencia- se trata de hacerse cargo de las propias actitudes y de responder por ellas, eso significa que ya no hay alguien que se hará cargo por mí y tampoco podré echarle a otro o a “algo” (el destino, la suerte, etc.) la culpa de lo que ocurre.
Un modo concreto de ejercer la responsabilidad es hacerme cargo de mis deseos y mis necesidades, de mis posibilidades y mis imposibilidades, de mis gustos y de mis disgustos, de mis potencialidades y de mis límites, declararlos y, junto a lo declarado por mi pareja, establecer nuestros acuerdos, nuestros contratos. La palabra es inevitable y necesaria. Al establecerse esos acuerdos, quedan en claro cuáles serán las reglas de juego de la pareja. Lo implícito desaparece paulatinamente y, con ello, quedan menos oportunidades para el resentimiento, para los reproches, para las “venganzas”. Lo importante con los contratos conyugales, es que sean establecidos de común acuerdo y entre los dos. Si las reglas las fija sólo uno, es muy probable que las necesidades del otro queden afuera, luego esas reglas unilaterales pasarán a ser considerados como derechos y, sin más trámites, como exigen -“Los problemas surgen porque esta línea de pensamiento en oportunidades se hace explícita”, señala el psiquiatra Aaron T. Beck, en Con el amor no basta. “El cónyuge autor de la regla da por sentado que su propia fórmula es universal”

.

Publicado en Bodas originales | Etiquetado | Deja un comentario

Los novios también tienen que cuidarse

Es bueno que el novio también incorpore ciertas rutinas de belleza a su vida cotidiana y quién mejor que tú para orientarlo. Quince días antes de la boda, puede asistir a un centro de estética y entregarse en manos expertas para que le den masajes de relajación tanto en el cuerpo como en los pies. Otro buen consejo es que se preocupe de sus manos y acompañe a la novia a su sesión de manicure. Todos querrán mirar sus manos, una vez que ya tengan puestas las argollas. No pueden obviar este detalle.
Por otro lado, si ambos quieren tener un tono de piel envidiable para el día de su boda, lo mejor es que comiencen a visitar el solarium dos semanas antes de la fecha del matrimonio. Las primeras sesiones deben ser seguidas y luego más graduales, ya que así se aseguran de obtener el bronceado ideal. Para optimizar el resultado, es bueno que tomen mucho jugos de zanahoria, betarraga o naranja que ayudan a tener un lindo tono. También puedes disfrutar de un bello color sin rayos ultravioleta, a través del nuevo sistema de autobronceado que hacen algunos profesionales. Éste consiste en pintar tu cuerpo con un método especial que demora sólo quince minutos y que tiene una duración aproximada de una semana. Antes de tomar una decisión, recuerda hacer este proceso unas semanas antes de tu boda. No puedes dejar todo para la última semana. Así puede que nada resulte.

Publicado en Tips de belleza | Etiquetado , | Deja un comentario

Preparativos para una boda

NADIE TIENE LUGAR: Las comidas o cenas formales necesitan una planeación previa de las mesas; los invitados van a apreciar muchísimo tener un lugar predeterminado en donde les espere una linda tarjeta con su nombre. Sin embargo, cuando asignen los lugares de la recepción consideren el estilo del banquete. El coctel y los canapés nunca requieren un sentado formal, y el buffet y la comida en tiempos sí.
CONSEJOS PRÁCTICOS: Primero que todo decide junto con tu novio en qué sitio van a sentarse, y el lugar que ocupará la pista de baile en el salón o jardín. Empieza tan pronto tengan la lista de invitados confirmados.
Determinen el número de mesas y de asientos antes de cualquier otra cosa. Por lo general, las mesas son de 8, 10 y 12 lugares.
Hagan un croquis o mapa con la posición de las mesas, resaltando cada una de ellas con algún color, según la familia o grupo de amigos, o con el nombre de cada invitado.
Numeren las mesas de manera que los invitados más importantes queden cerca de la mesa de honor y al lado de la pista los prendidos.
Si no tienen idea de cómo acomodar a la familia o a la gente que no conocen, pidan ayuda a sus padres y/o suegros para acomodarlos.
Otra opción es que tanto los novios como sus padres y hermanos hagan una lista de sus invitados con el lugar que les asignarán, y ustedes sólo afinen detalles.
Sentar a la gente que se conoce cerca hará que el ambiente sea mucho más divertido y agradable.
La gente mayor detesta el ruido. Procura sentarla lejos de las bocinas, la orquesta o la cocina, pues pueden pasar un mal rato.
Sienten amigos que compartan hobbies o que trabajen juntos, así como los adolescentes que pueden quedar solos si sus padres están en otras mesas. Para ello consideren intereses, gustos y personalidades.
Mezclen personalidades tímidas con los más animados, esto hará que la mesa vibre, porque contagiarán a los demás de su alegría. Si uno de los dos tiene padres divorciados, lo ideal es sentarlos separados, cada uno encabezando su propia mesa, que puede ser de familiares o amigos, o bien en la mesa de la familia del otro.
Una fiesta pequeña incluye-en la mesa principal a los padrinos y damas, sus parejas pueden estar en otra mesa o también sentarse con ustedes. Si en la mesa principal sólo se sentarán tú y tu novio, organiza una mesa para acomodar a los padrinos y las damas, cada uno acompañado de su pareja.
LA FORMA DE ACOMODAR A LOS INVITADOS DEPENDERÁ DEL NÚMERO DE MESAS Y EL TRAZADO DEL LUGAR. NO PERMITAS QUE NADIE SE ENTROMETA EN ESTA TAREA… ¡EXCEPTO EL NOVIO!

Publicado en Detalles de boda, Organizar bodas | Etiquetado , | Deja un comentario