Archivo de la categoría: Métodos anticonceptivos

Metodos anticonceptivos natural

GUÍA DE MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS.
¿PRESERVATIVO O DIU? ¿PÍLDORA O RITMO? ¿CUÁL ES TU PREFERIDO?
EL MÉTODO QUE ELIJAS DEPENDERÁ DE TU EDAD, ESTADO DE SALUD Y TUS COSTUMBRES SEXUALES O ESTILO DE VIDA. PERO, LO MÁS IMPORTANTE ES QUE LO DECIDAN JUNTOS.
PREPARAMOS UNA GUÍA de los métodos anticonceptivos para que realices la mejor elección y, lo más importante, que planifiques tu vida.
MÉTODOS NATURALES:
Se basan en el hecho de que el ciclo fértil de la mujer es muy corto. Por tanto, con técnicas específicas se puede determinar exactamente el momento en el que es posible tener relaciones sin riesgo a un embarazo, o bien, abstenerse.
Para mayor efectividad deberás llevar un seguimiento de los ciclos menstruales durante seis u ocho meses. Esto ayudará a determinar el momento preciso en el que se produce la ovulación y, por lo tanto, los días más seguros del periodo para hacer el amor.
El ritmo: debes llevar una cuenta detallada de los ciclos menstruales para sacar un promedio de cuándo se libera el óvulo y abstenerse por ese periodo. El ciclo dura 28 días aproximadamente y la ovulación se presenta cerca de 14 días antes de la siguiente menstruación. Si los ciclos son variables se complica todo y el método resulta poco efectivo.
La temperatura: los cambios hormonales que se producen durante el ciclo menstrual afectan la temperatura corporal, facilitando la técnica para determinar cuando llega la ovulación, ya que ésta baja en seguida, de o.2°C hasta o.5°C, aumentando conforme avanzan los días y llegando a los 37°C; poco antes de volver la regla vuelve a bajar. Para mayor efectividad deberás tomar la temperatura durante varios meses, antes de realizar cualquier movimiento, cuando te despiertes. Sin embargo, el cansancio, iníecciones leves o el estrés pueden dificultar el registro.
Moco cervical: la mucosidad vaginal en los días siguientes a la regla es menos abundante, espesa y pegajosa, por lo que forma una especie de barrera que dificulta la llegada de los espermatozoides a fecundar al óvulo. En cambio, al acercarse la ovulación en el momento más fértil, se vuelve claro, resbaladizo y elástico (como una clara de huevo cruda) facilitando la progresión del esperma al útero. Estos cambios se reconocen por la cantidad de moco que quede en tu ropa interior, pero no hay nada como palparlo con los dedos.
Ventajas:
Son métodos nobles y una vez dominados pueden ser geniales. No interfieren con el acto sexual. Cuando lo decidas puedes embarazarte y no cuestan un peso. Incrementan la comunicación con la pareja, propiciando un mayor acercamiento, puesto que es indispensable hablar con la pareja para un buen manejo del método.
También descubrirán nuevas formas de hacer el amor sin necesidad de la penetración. ¡Inténtenlo!
Inconvenientes:
Exigen compromiso, cooperación y planificación para mayor eficacia.

Publicado en Métodos anticonceptivos, Vivir en pareja | Etiquetado , | Deja un comentario