El beso de lo novios

 El beso de lo novios

Los novios se besan ceremonialmente para demostrar en público su entrega mutua: con este gesto, uno de los símbolos más antiguos y extendidos en casi todas las civilizaciones, se rubrica un contrato, probablemente el más personal de la vida.
Sin el roce labial de los contrayentes, el matrimonio no es válido. Incluso Santo Tomás criticó durante la herejía de los Begardos, que prohibían los besos entre marido y mujer. Así que el tradicional ¡Que se besen! ¡Que se besen! no forma parle de la juerga “frivolona” y cariñosa de lo-asistentes a la ceremonia, sino que cumple con un ritual antiguo y fomentado desde la Iglesia. El origen de la palabra beso es discutido. Los romanos lo llamaban osciilum -diminutivo de oris (boca)- o sea boquita, lo que resulta muy descriptivo, para cierto tipo de beso, por la forma que adoptan los labios. Sin embargo, la palabra en sánscrito bhadd, también surge a la hora de buscar etimologías aunque, en este caso, significa abrir la boca. En el griego kyskó se encuentra la raíz del beso alemán küssen o inglés kiss. Kyskó significa fecundar y es que, el beso, es el mejor inicio de una relación sexual. Ya lo dicen algunos antiguos proverbios: besos no hacen hijos, pero son empecijos o El beso de la puerta y, para lo demás, ya queda abierta. cine no podía quedar ajeno ante semejante acto repleto de connotaciones sensuales y sexuales, -símbolo del amor por excelencia ha protagoniza-secuencias cinematográficas memorables, a meló, censuradas.
Las últimas imágenes de Cinema Paradiso son compendio del poder del beso en el cine de no su escamoteo, por parte de caducos moistas, empobrece la memoria sentimental de a una generación.
Todos los besos son positivos. El beso de la mujer araña puede resultar mortal. En la hipnótica atracción a araña hasta besar a su víctima hay todo un inunde besos de mujer fatal. Especialidad en la que, la jerga española, ha sido tradicionalmente cualificada tangos y boleros al uso.
Si bién nos ha legado la tradición el aserto de que la mola cuando besa, besa siempre de verdad. Pero el mundo del cine español preaperturista. los besos siempre se daban a fotos y a santos, Ríta Montiel, poniendo morritos de beso permanentó aquello de: Bésame, bésame mucho. Como si a esta noche la última … encendiendo la imaginación del público que evoca-la lascivia de unos besos por pechugona. Sara besó muchas tallas, dejó el cine español plagado de besos, la historia del cine abundan los títulos con beso, algunos realmente surrealistas como besos para ella, puñetazos para todos, Bésame y no me mates o Bésame y esfúmate. Otros más macabros como El beso de la muerta, El beso de la muerte, El beso del asesino, El beso de ultratumba y El beso mortal —aunque, afortunadamente hay El beso redentor. Bíblicos corno El beso de Judas. Imperativos como Bésame monstruo, Bésame tonto, Bésame tonta y Bésalas por mí. Hay besos de todos, para todos y de todo tipo: Besos para mi presidente, El beso de la pantera, El beso revelador, El beso de un extraño, El beso ante el espejo y, sobre todo, hay Besos robados, que siempre son los mejores.

Esta entrada fue publicada en Detalles de boda y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>