Los tabús en la pareja

 Los tabús en la pareja

El mensaje es siempre claro: “no toques”, lo que varía es la forma de ser transmitido, es decir que no solamente se lo transmite en forma verbal, sino que a veces es en el silencio donde está ubicada la prohibición, por ejemplo en padres que no se tocan, ni se acarician entre ellos o con sus hijos. Estos son padres que no se pueden, ni pueden, permitir la expresión física espontánea de los sentimientos, las caricias o la proximidad.
Los niños que crecen en este ambiente, aprenden a reprimir el impulso que los lleva a acercarse a las personas del mismo sexo o del sexo opuesto. Crecen tímida y recatadamente, contaminando el abrazo y la proximidad natural.

Esta entrada fue publicada en Vivir en pareja y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>