Diseños únicos para accesorios de fiesta

En la vida de Verónica Santesteban la búsqueda de la belleza siempre fue una constante. Hoy, su mirada estética y creativa se materializa en cada uno de los zapatos, carteras y accesorios de lujo que exhibe en su local y que, como si se tratara de pequeñas piezas de colección, llevan su firma. El gusto de Verónica por lo bello se basa en su pasión por el arte. Cuando era chica, visitar museos le divertía tanto como jugar con sus amigas. Sin embargo, cuando creció, a la hora de iniciar sus estudios universitarios, eligió la carrera de Psicología. “Trabajé diez años como psicoanalista, ejercí en hospitales, di clases en la facultad, tuve mi consultorio y estuve muchos años en un grupo con otros psicoanalistas estudiando el tema del goce estético de las mujeres en la creación. Pero un día dije ‘Basta de teoría, basta de analizar a las mujeres y la creación. Sentí la necesidad de pasar de la letra al acto”, recuerda Verónica. Tenía 30 años cuando se sumergió en el mundo de la plástica: inició un taller de pintura con Carlos Gorriarena. “El era un maestro maravilloso. Pero un día ante un trabajo mío me dijo: ‘Es muy lindo pero es como un living bien decorado. Coloca la estética en otro lado y volvé a la pintura desde otro lugar’.” Así fue que Verónica trasladó su sensibilidad estética a la moda. Empezó haciendo zapatos y carteras con un concepto muy claro: serían piezas únicas creadas de forma artesanal. “Yo sabía bien lo que quería. La idea era hacer pequeñas series de zapatos con telas exclusivas, con bordados, cristales, sedas… Llevé mis bocetos a un taller y salieron las primeras piezas con la marca Santesteban by Prego”. Era el año 1999 y aunque la tendencia imponía el minimalismo, los zapatos de Verónica representaban :odo lo contrario. “Tenían algo del barroco italiano, de Venecia, porque yo me reconocía en eso. Así, encontré en la fabricación de accesorios un modo personal de expresarme”, cuenta. El público respondió y el éxito en las ventas le permitió abrir su propio local en la exclusiva Galería Promenade, donde vendía sus pequeñas series de zapatos y bolsos con aires antiguos. Sin demasiada inversión previa, apenas un préstamo de sus padres, el negocio comenzó a crecer. Un día Verónica viajó a Salta en busca de inspiración y encontró más que eso: “Me enamoré del paisaje y de los materiales de allá. Sin dejar de ser fiel a mi estilo, hice un viraje del barroco italiano a uno más autóctono. Llevé lo puro del asta, de la piedra, de la naturaleza, a un punto más sofisticado que lo convertía en un producto de lujo”. Hoy, a punto de cumplir 40 años, Verónica consolidó su empresa. Hace cinco que abandonó su profesión de psicoanalista y se dedica de lleno a su familia -tiene dos hijos, de 4 y 11 años- y a su trabajo: “Aunque estoy atenta a las tendencias, trato de crear mi propio estilo. A mí me inspira todo. La clave es tener siempre los ojos abiertos. Me estimulan el arte, la música, el teatro, la arquitectura, las iglesias… Tengo muchas hebillas y herrajes con motivos extraídos de los mosaicos bizantinos de las iglesias de Venecia o de las piedras de los caminos del medievo”. Con el tiempo su marca fue haciéndose cada vez más conocida. Tanto que hasta la princesa Máxima tiene un par de zapatos de Santesteban con hebillas de plata hechas por el orfebre Juan Carlos Pallarais. Además varias celebrities internacionales como Carolina Kurkova y Kate Moss tienen carteras creadas por Verónica. Es que sus accesorios, realizados en materiales nobles, también se venden en el exterior: en Japón -en las tiendas Isetan y Destination- y está por inaugurar un local en Suiza. Además con una socia planea abrir una tienda de venta por Internet con base en Miami. A nivel local proyecta una nueva tienda a la calle en Buenos Aires y seguir creciendo. De a poco, cuidando su producto, como si fueran pequeñas obras de arte.

Esta entrada fue publicada en Accesorios para novias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>