Un diseñador de novias top de argentina

Hace diez años, Laurencio Adot no sabía que aquello que había comenzado como una aventura terminaría en una verdadera empresa. Sus primeros pasos como designer los dio en un departamento de un ambiente en la avenida Del Libertador. Seis meses más tarde, hacía su primer desfile en el Club Francés. Al año pudo mostrar sus creaciones en el Hotel Alvear. Luego -por una cuestión de espacio- se mudó a la calle Uruguay y hoy estrena nueva boutique en la avenida Santa Fe, el sueño de toda la vida.
– ¿Qué significa para vos esta nueva boutique de la avenida Santa Fe?
– Trabajé muchos años para tener esto. Soñaba con encontrar este lugar. Es un departamento de 1948, firmado por Bustillo. La idea era buscar un estilo que representara a la Argentina de la época dorada, de la Belle Époque, en los años 40 y 50. En ese tiempo había muchas casas de alta costura en la avenida Santa Fe. En este edificio estaba la Maison de Ana de Castro y con esto me identifiqué.
– Si hicieras un balance de tu carrera, ¿cómo definirías la etapa que estás viviendo hoy?
– El año que recién termina fue el mejor de mi carrera: presenté mis colecciones dos veces al año, hice el desfile de las escalinatas con Naomi Campoell, Claudia Schiffer y Valeria Mazza…

– ¿Cómo te preparas para el nuevo siglo?
– Me estoy preparando para desarrollar una carrera internacional. Estoy aprendiendo idiomas, viajo cinco veces al año a París y Nueva York. Mi idea es seguir creciendo hasta llegar a ser el Calvin Klein argentino.
– ¿Cómo definirías tu trabajo en cuanto a los vestidos de novia?

– Mi línea para novias es clásica, pero con toques diferentes. Me parece importante que la mujer no pierda su identidad. Todos los vestidos de novia que hago llevan dos o tres meses de confección; son todos hechos a mano. Esto es alta costura. Hay tres personas detrás del traje. Además, nosotros armamos toda la estética, que comprende el tocado, el ramo, la bijou, los zapatos, el tul…

– ¿Te inspiras en alguien a la hora de crear?
– Me encantan los diseños de novias de la neoyorquina Vera Wang. En prét – á – porter, John Galliano me parece un grande. Creo que supo darle un giro importante a la moda de este tiempo. Los vestidos de novia de este diseñador inglés son únicos: fue él quien realizó el de María Inés Rivero cuando se casó con Alé de Basseville; marcó tendencia. En lo extravagante, me gusta Dior, y en lo simple, Armani. Yo procuro el punto medio: un buen corte con un detalle, como lo que hace Galliano. No hago vestidos antiguos ni tampoco futuristas. Mi estilo es el nuevo clásico con toques diferentes.

– ¿Cuáles son las tendencias para el último año?
– Viene una moda intelectual: es la moda del vale todo, de lo desestructurado. Desde cuellos desbocados hasta arrugas en los géneros, mezcla de estilos… Y para las novias, viene el romanticismo otra vez: el vestido armado, los tules, las flores, los bordados, las grandes colas. Se usará todo lo que sea superposición de capas. El color de la novia esta vez es el blanco

Esta entrada fue publicada en Diseñadoras de novias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>