La alimentación y la belleza

Cambia de habitos. Todo esto ocasiona enormes problemas digestivos, ya que la metabolización se empieza a congestionar en diversos órganos produciendo un sinfín de síntomas, como el dolor de cabeza, pesadez en las piernas, mal humor, irritabilidad, pánico, inseguridad, granitos, piel seca, pelo seco, sin brillo, pérdida de la visión y una ansiedad permanente. También provocan un hambre oculto, porque nuestro cuerpo, al no tener los elementos esenciales para funcionar, nos lleva a distintos alimentos que se nos aparecen como señales de antojo o compulsión. Nos hace buscar algún alimento que debería tener los nutrientes que busca, pero que en la industrialización se pierden.
Sobre todo en las mujeres toda esta deficiencia se manifiesta en los períodos premenstruales, más que nada en la suciedad de la piel, porque en este momento se alteran unas bacterias que viven en la piel y modifican la masa sebácea, provocando inflamación.
En general la base de una buena alimentación que nos da energía, equilibrio emocional v que nos hace bien a la piel y a las uñas es una alimentación basada en elementos lo más naturales posible: comidas integrales, que no contengan agregados de azúcar, infusiones naturales, agua (en la medida que cada cuerpo la necesita, no tomar más de lo que deseamos). Hacer por lo menos cuatro comidas diarias aunque sea poca cantidad.
• Las frutas son esenciales en la alimentación diaria por su aporte de azúcares naturales pues evitan que busquemos el azúcar elaborada, y porque nos limpian el tracto digestivo, nos ayudan a recuperar la lozanía de la piel, nos bajan la agresividad, y nos ayudan a combatir o prevenir enfermedades de las articulaciones.
• Los cereales integrales, sin azúcar, nos aportan la energía necesaria para el día a través de sus fibras, nos ayudan a tener el sistema digestivo ocupado por más horas y evitar el hambre oculta.
• Las verduras nos aportan la mayoría de los minerales, y las proteínas que están en las carnes, pescados, pollos y legumbres son indispensables.
• Una alimentación racional es una alimentación que nos da no solamente lo que necesitamos sino el placer de comer.

Esta entrada fue publicada en Comida sana para adelgazar y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>