Cómo simular una piel bronceada

Tener un poco de tono en la piel da un aspecto saludable; un bronceado excesivo
ya no queda tan bien.

Es muy difícil maquillarse cuando la piel está muy agredida por el sol y la cama solar. Las bases cambian su color, desaparece el brillo natural de la piel al colocar polvo v la textura de la piel se pone más gruesa, hinchada o arrebatada. Por lo tanto la elección de los colores para corregir ojeras, granitos, etc., es más difícil aún.
Por eso v para cuidar la piel es preferible que te maquilles y que logres a través del make-up un bronceado ideal. Los materiales que podes usar son los siguientes:
– Crema humectante con color
– Tonalizadores (son rubores de color tostado para lograr una apariencia bronceada). Hay tonalizadores opacos o satinados para lograr que tu piel parezca más luminosa o más humectada.
– Polvo volátil tostado con pigmentos dorados para matizar la piel pero, a la vez., dejar la apariencia de cierto brillo dorado, ya que cuando está al sol la piel parece iluminada por una luz dorada.
– Rubores en crema y en polvo, cobrizos, anaranjados o rosados. Lambién tenes la opción de usar un bronceado sin sol, que de a poco va a dejar tu piel más tonalizada, aunque la mala utilización o el exceso puede quedar antinatural.
Cuando bronceamos la cara, es necesario broncear también el cuerpo: si vas a utilizar un escote es importante que lo tengas previsto.

Esta entrada fue publicada en Peinado y maquillaje de novia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>