Espermicidas, óvulos y jaleas

Espermicidas, óvulos y jaleas:
son sustancias que matan a los espermatozoides. Hay espermicidas y jaleas que se introducen hasta el Ibndo de la vagina, para crear una pared y que los espermatozoides no lleguen al óvulo, por lo que no se recomienda darse una ducha o lavado vaginal en las siguientes ocho horas después de su uso. Lo mismo pasa con los óvulos; éstos son una especie de supositorio que se aplica 15 o 20 minutos antes del coito.
Ventajas:
Se encuentran en cualquier farmacia y no necesitas receta médica, pero lo ideal es que un médico te los recete para evitar irritaciones o un mal manejo. No son costosos.
Inconvenientes:
Cuando se utilizan solos no son seguros, se deben combinar con otros métodos para mayor efectividad, el ideal es el condón. No puedes darte una ducha o lavado vaginal en seguida, hay que esperar.

Esta entrada fue publicada en Métodos anticonceptivos, Vivir en pareja y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>