Ver vestidos de novia

EL VESTIDO; PRIMER PASO.
Antes de guardar tu vestido de novia y el velo es obvio que lo primero que debes hacer es enviarlo a la tintorería para una superlimpieza, pues después de los abrazos y felicitaciones, de bailar, de brindar con todos y comer pastel, es probable que termine menos blanco de lo que fue antes de llegar frente al altar.
Cuando lleves tu traje a la tintorería deberás explicarle muy bien al encargado de qué es cada una de las manchas, ya sea de vino, de tierra, de labial, etcétera. Así le resultará más sencillo limpiar el desperfecto. Incluso debes mencionar las manchas que limpiaste al momento, ya que algunas no se notan a simple vista, mas con el paso del tiempo terminarán arruinando el vestido.
Si tu vestido tiene aplicaciones en pedrería o perlas, asegúrate de que estén perfectamente cocidas para que, durante el proceso de lavado, no se desprenda ninguna, sobre todo si sólo van pegadas; pregúntale a tu diseñador. Hay unos productos químicos de lavandería que pueden Regar a deshacer algunas de ellas, por eso no olvides poner en claro si no tendrán problemas con el traje durante su limpieza.
Por último, casi todos los vestidos llevan varillas de metal en el busto o como corselette. Lo mejor será que las retires antes de mandarlo lavar o guardarlo en su caja, ya que se pueden oxidar y manchar la tela, y desgraciadamente no hay una solución para remediar este mal. ¡Mucho cuidado!

Esta entrada fue publicada en Fotos de vestidos de novias, Vestidos de novia 2011 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>